martes, 29 de enero de 2008

¿A cuanto el kilo de principios?

He aquí una situación de esas que hace que te retuerzas entre las dudas morales.

A un amigo (y no es una metáfora) le han ofrecido un trabajo en Madrid. Las condiciones no se las pintan nada mal: buena paga (30k+ al año), cursillos de formación en Londres, posibilidades de promoción, etc.

Peeeeeero...

El trabajo es para PROMUSICAE. No tan “popular” como la SGAE, pero si, uno de esos que se dedican a ir llamando por ahí piratas y delincuentes a una buena parte de la población (a mí fijo, a ti probablemente y al de la oferta, desde luego). Y el trabajo consiste en “esnifar las redes P2P para investigar mafias y piratería”. Vulgo: husmear en los P2P para ver que anda trapicheándose el personal.

No voy a entrar en considerar la para mi más que dudosa legalidad del trabajo (que yo sepa, espiar las comunicaciones es delito). Cuando ofrecen tanto por un trabajo de tan poco perfil (que levanten la mano los que hayan visto ofertas de trabajo para personal sin experiencia con sueldos base de 30 mil napos) algo huele muy muy mal.

La cuestión es, ¿estarías dispuesto a trabajar para alguien que se dedica sistemáticamente a insultarte a ti y a buena parte de tus conocidos, que establece practicas abusivas y se empeña en cobrar un diezmo por casi todo? ¿Que pretende que se violen los derechos fundamentales de los ciudadanos en su beneficio? ¿Para alguien que no es ya que no dudaría, sino que está deseando poder enchironarte por hacer que ni tu ni nadie excepto ellos considera malo?

Yo creo pensar que lo rechazaría. Siempre me he considerado una persona de firmes convicciones éticas y con ideas bastante claras sobre el acceso libre a la cultura y el conocimiento. Pero también soy plenamente consciente de que podría permitirme rechazarlo. Apenas tengo gastos, no tengo que pagar hipoteca, ni coche, ni dos churumbeles que mantener. Puedo darme prácticamente todos los caprichos que quiero (que tampoco son demasiados) o irme de vacaciones (cuando tengo) sin andarme preocupando de “es que toy mu mal de pasta”. Simplemente no necesito el dinero. Así que en realidad no se como respondería en otra situación.

¿Y tú? ¿Venderías tu alma al diablo?

----------------
Now playing: The Cure - Burn
via FoxyTunes

3 comentarios:

dee dijo...

Simplemente con que cambiara la legislación española y no se permitiera la copia privada ya tendrías ratificado ese trabajo y otros similares.

Por otro lado, está aquella manida frase sobre derrotar al enemigo desde dentro, ¿verdad?

30K€ tampoco me parece un dinero tan descabellado como para plantearse si estás vendiendo tu alma al diablo.

deadsunrise d dijo...

Yo me meteria para intentar hundirles desde dentro, curras unos meses bien cobrando pasta y luego te lo curras para hacer publica informacion sin que puedan relacionarte con ello. Putearles vamos.

Wendigo dijo...

Bueno, yo lo que le había propuesto es que aceptase, hiciese los cursillos en Londres (que nunca vienen mal) y luego se dedicase a tocarse los huevos a dos manos, cobrando por el morro hasta que se hartasen de el y lo mandaran a la mierda. XD