jueves, 18 de septiembre de 2008

El paréntesis

Creo en la libertad de mercado, pero en la vida hay coyunturas excepcionales. Se puede hacer un paréntesis en la economía de libre mercado.

Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE

Joder... Sin palabras me ha dejado. Pero que jeta. Pero que morro. Pero que caradura. Pero que falta de vergüenza. Pero que huevos se necesita tener para poder decir eso sin que se te caiga la cara al suelo.

Estamos a las puertas de la enésima comprobación empírica de que el sistema capitalista de libre mercado no funciona. Que los mercados no se autoregulan. Que hace falta un estado intervencionista que haga de árbitro para evitar que la codicia de las empresas haga que se vaya todo al garete (ya lo suele decir Chomsky: el liberalismo económico puro es imposible, por que las empresas tardarían dos días en destrozarse unas a otras). Y aquí tenemos a la patronal, sin cortarse un pelo, haciendo manifiesta defensa del famoso “privatizar el beneficio, socializar las pérdidas”. Con dos cojones. Cuando las cosas van bien, a llenarse los bolsillos. Cuando van mal, todo el estado a hacerse cargo de sus perdidas, usando como rehenes las pensiones y los ahorros de millones de ciudadanos.

Paréntesis les iba dar yo a estos. ¿Ahora pedís intervencionismo? Nacionalización de las empresas proporcional a la ayuda recibida y que les den por culo, joder.

3 comentarios:

Phantom F. Harlock III dijo...

Y tanto que si Wen, ya les podían dar a todos mucho porculo.

Esto que esta ocurriendo estos días es para mearse y no caer una gota.

Porque cojones no tapan sus agujeros con el pastizal que han sacado en los años venideros? Que no tienen? Ja! Si se van a la quiebra que se jodan. Ya veras como los siguientes que se metan en el negocio andan con mas cuidado. Ya verías tu como se ajustaba el mercado a la fuerza. Pero claro!! Como papi gobierno les va a sacar las castañas del fuego, en cuanto vengan otra vez buenos años a repetir la misma historia y a forrarse se ha dicho que son dos días.

Veras como las pequeñas empresas no las intervienen para salvarla de una quiebra, descuida que no.

Wendigo dijo...

Ya, pero es que el problema es precisamente que son grandes. No puedes permitir que una empresa con 10 o 15 mil empleados se vaya a la mierda, por que los perjudicados van a ser ellos, no los jefes. Los directivos hace tiempo que tienen a buen recaudo sus beneficios en las Caimán y si la empresa va mal se la suda. Declaran concurso de acreedores y se quitan el marrón de en medio. En el caso de los bancos es aun peor, por que no solo estás hablando de unos miles de empleados que se van a la calle, sino de los ahorros de millones de clientes que desaparecen sin más.

La solución de eso no es dejar a las empresas más sueltas, sino controlarlas más. Controlar el reparto de dividendos. No permitir que todos los beneficios se repartan. Obligar a las empresas a mantener un fondo de liquidez para contingencias. Y si necesitan ayuda de mama estado, nacionalización. Ahí es donde más les iba a doler.

Malize dijo...

Te veo cabreado. Y no es para menos.

Por si acaso, la gente está empezando a gastarse sus ahorros... es como una especie de apocalipsis.