domingo, 9 de enero de 2005

Frikerios navideños, 1ª parte: XBox

Bueno, se acabaron las vacaciones y toca volver a currar otra vez.

Estas fiestas han tenido unas cuantas novedades frikis por mi parte, a parte del ya comentado varias veces StepMania, en el que algo voy mejorando (ya hago bastantes de 5 pies y hasta mi hermano parece que se va a aficionar y todo. XD) y del pastizal que me dejé el otro día en cómics (alguno de los cuales tengo que comentar por aquí por ser, cuanto menos, curioso). Como conozco mi tendencia a enrollarme más de lo debido, voy a ser prudente y ya desde el principio divido los comentarios en partes, no me vaya a salir un tocho kilométrico.

Así que empezaremos por mi segundo autorregalo de estas fiestas: Me he comprado una XBox.

Lo cierto es que llevaba tiempo pensando en comprármela. Hace mucho que quiero un reproductor de DivX para la televisión del salón, pero ni el ordenador que le tenemos a mi padre enchufado a la tele da la talla (a parte de que esta siempre medio descojonado), ni los reproductores de DVD con DivX que había visto hasta ahora terminaban de convencerme. Además, en cuanto quieres comprarte uno medianamente decente, el precio alcanzaba ya el de la XBox y me habían hablado autenticas maravillas de ella.

Así que, mirando, mirando, más o menos me había auto convencido para comprarla. Después de dejar pasar alguna oferta, asustarme por las cartas del banco informándome del estado de mis ahorros y curiosear un poco por eBay en busca de alguna usada interesante, finalmente el día 30 me dio del puntazo, me fui a Urbil y me la compré. Me pillé una con el “Power Pack”: XBox + 2 mandos + Kit de reproducción de DVD (el mando a distancia, vamos), por que pensaba que eran cosas que seguramente acabaría comprando más adelante (y después de semana y media con ella, me alegro de haberlo hecho). Además parece que tuve suerte, por que a pesar de ser una 1.6 venía con lector Samsung. :-D

Lo primero al llegar a casa fue probar a ver si funcionaba. La televisión del salón estaba siendo monopolizada por mi padre, así que tuvimos que probarla en la tele de la cocina. Nada mejor para empezar que con un DVD: Piratas del Caribe, que mi hermano no tenía vista. Todo perfecto y se veía de maravilla.

Luego, ya en su ubicación definitiva, el problema era conectarla a la televisión. Obviando el hecho de que el cable que venía con la XBox no llegaba hasta la tele, el euroconector de esta ya estaba ocupado por el ordenador. Así que la única manera de conectarla era a través del video. Y como hace tiempo que se perdió el mando del video, ahora hace falta todo un ritual para ver la XBox en la tele: encender la XBox, encender la televisión, poner el canal 0, encender el video, poner el canal auxiliar 2, darle al play para que tome la señal y pararlo. Menudo tinglado... XD

El siguiente problema a resolver era conectarla a la red de casa. No llegan cables hasta el salón y el ordenador de allí va con wireless. Supongo que habrá algún adaptador inalámbrico para la XBox, pero por suerte no me hizo falta. Solamente tuve que recuperar el punto de acceso que habíamos jubilado cuando pusimos el router nuevo, configurarlo como cliente, conectarlo a la XBox, e voilá: XBox Wireless. La verdad es que la red en mi casa empieza a ser una cosa seria: 2 nodos ethernet y 3 wireless conectados a un router inalámbrico. Tela… XD

Bueno, ya teníamos la XBox emplazada y funcionando. Siguiente paso a probar: juegos.

Aunque en principio para mi los juegos es una función “menor” de la XBox y no tengo intención de jugar mucho con ella, algún vicio de vez en cuando no puede faltar. Así que me alquilé el Project Gotham Racing (algo viejillo, pero es lo que había) y nos pasamos mi hermano y yo todo el viernes viciando. Acabé con el índice de la mano derecha, el acelerador, insensible. Y no estoy exagerando. Te picas, te picas y es lo que acaba pasando… XD

Ahora que ya se había comprobado que todo funcionaba a la perfección era hora de cargarnos la garantía y pasar a lo interesante: modearla.

Como en principio no tengo intención de usar en el Live (¿pagar por jugar? Bleh~), primero pensé en instalarle un xploit. Pero la verdad es que a largo plazo me parece bastante más coñazo, así que me decidí por instalarle un modchip (además, tendré que aprovechar el tener un electrónico en casa, ¿no?). Y como tampoco quería gastarme un pastizal en un chip con varios millones de funciones que no voy a utilizar jamás, la elección quedaría entre uno de los baratillos: un Aladdin/SuperAladdin, en alguna de sus múltiples variantes, o un DuoX 2. Al final me quedé con este último después de leer en varios foros la cantidad de problemas que parecían dar los Aladdin en las 1.6, añadiéndole además que el sistema de arranque con el chip activado/desactivado me gustaba bastante más con el DuoX.

Así que fue cuestión de pedirlo a ChipSpain y al día siguiente lo tenía en casita (te lo envían por Seur. Clavada en los gastos de envío, pero no te dan otra opción). Y se ve que mi hermano tenía ganas de meterle mano, por que antes de que me diese cuenta ya tenía la XBox destripada y esparcida por su cama y la placa en su mesa de trabajo. Bueno… Tampoco me voy a quejar… XD. Yo me limité a ejercer de 3º brazo y dejar el trabajo a los profesionales.

Y después de un ratillo soldando cables aquí y allá, ya teníamos una preciosa XBox capaz de ejecutar código no firmado. :-D

Después de eso, lo primero hacer un backup por si nos cargamos algo y empezar a instalarle cosas. Al principio le cambié el dashboard de arranque por el Evolution X, pero como al fin y al cabo lo que mas voy a usar es el XBMC y desde él se puede hacer casi lo mismo que desde el EvoX, al final he dejado el XBMC como dashboard, con el reproductor original como reproductor por defecto de los DVDs.

Y que maravilla. Todo lo que me habían dicho de la XBox como reproductor era verdad. Que calidad de imagen. Que nitidez. Que configurable. Se traga todo lo que le eches, ya sean MPGs, DivX, XviD, Mov, OGM y hasta Matroskas. Para probarla vimos “Solaris”, la versión de Tarkovsky del 72, haciendo streaming desde el ordenador de mi hermano y todo fabuloso.

Resumiendo: La XBox es una fabulosa plataforma multimedia. Tienes sus juegos, los emuladores (de PS1, de N64… Le instalé el MAMEoX y estuve jugando con mi hermano al Final Fight. XD), otras mil opciones y, sobre todo, el mejor reproductor de video que puedes conseguir. De momento estoy contentísimo con ella.

El único problema es que ahora mi madre se quejará por que ocupamos más a menudo su feudo particular: el salón. XD

En fin… Mañana más. ;-)

1 comentario:

kebrantador dijo...

Bien bien, otro más a la secta :P