sábado, 21 de octubre de 2006

Phoenix Wright: Ace Attorney


Hoy toca un jueguecito. Ayer me terminé por fin el “Phoenix Wright: Ace Attorney” para Nintendo DS y he de decir que lo he disfrutado como un enano.

Esta ya veterana aventura para la DS (salio hace un año o así ya) es un remake del primer juego de una serie de bastante éxito en Japón (3 entregas y en preparación la cuarta) de juegos de GBA, Gyakuten Saiban.

Lo primero que llama la atención de este juego es que va… de abogados. Tomas el papel de Phoenix Wright, un abogado novato que acaba de empezar a trabajar en el bufete de Fey & Co. Así que el objetivo de la historia es el clásico en este género: evitar que condenen a tu (no podría ser de otra manera) inocente defendido, a la vez que descubres al autentico culpable.

El entorno de juego es al estilo clásico de las aventuras japonesas: localizaciones estáticas y sprites animados representando al personaje cuyo texto te va apareciendo. El sistema de juego se divide en dos partes muy claras. Por un lado, la parte donde te mueves “libremente” (entre la media docena de localizaciones que tiene cada caso) mientras investigas el caso, registrando la escena del crimen buscando pruebas e interrogando a los testigos. La segunda parte son las sesiones del juicio, en las que tendrás que defender a tu acusado. Es el momento de estudiar las declaraciones de los testigos, buscar contradicciones y presentar pruebas que las demuestren.

En general el desarrollo peca de ser excesivamente lineal. La parte de buscar pistas sobre todo, en la que básicamente lo único que hay que hacer para avanzar es simplemente probar todas las opciones, aunque tiene algunos puntazos guapos como cuando tienes que usar el luminol para buscar sangre o espolvorear “polvos mágicos” para encontrar huellas dactilares.

La parte más interesante es desde luego la del juicio, donde tendrás que desmontar las pruebas y los testimonios que presenten contra tu defendido. Básicamente, se basa en el “Principio de House”: todo el mundo miente. Así que tienes que descubrir donde lo hacen y ponerlo en evidencia con alguna prueba. Muchas veces las contradicciones no son en absoluto evidentes y te pasas un buen rato revisando la declaración del testigo y las pruebas que has acumulado para ver donde demonios está mintiendo. Aquí yo le he encontrado un pequeño pero, por que más de una vez me ha pasado que sabía cual era la contradicción, pero con lo limitadas de las opciones que tienes te encontrabas con que lo que no sabías era como presentarla.

En cualquier caso, a pesar de tener un sistema de juego terriblemente sencillo y bastante lineal, el juego engancha. Engancha mucho. Cada pista que vas descubriendo, cada giro inesperado que toma el caso no hacen más que ir incrementando e incrementando tu interés y te mantienen pegado a la pantallita. Vamos, como una buena historia de abogados.

Eso si, no esperéis un “simulador” de derecho, por que dista mucho de serlo. Los procedimientos están simplificadísimos y muchos conceptos como las “pruebas de cargo” o las “pruebas ilegales” están notablemente distorsionados. Por no hablar del excesivo peso de las declaraciones de los testigos o la presunción de inocencia, puesto que en la mayoría de las ocasiones estas obligado a demostrar la inocencia de tu cliente, en lugar de tener que probar el fiscal su culpabilidad.

En definitiva, un juego muy muy recomendable. Lamentablemente, de momento no está en castellano. Para los que eso no suponga un inconveniente, está anunciada la adaptación a DS de la segunda parte (Phoenix Wright: Ace Attorney – Justice for All) para el 26 de octubre en Japón y unos meses después en EE.UU. y Europa.

PD: Se ve que no soy el único al que le mola. XD

2 comentarios:

Anónimo dijo...

este juego es una maravilla, al principio uno lo coge "por probar", despues se te olvida que tienes otros juegos en DS para jugar. xD

Hasta el dia de hoy pocos juegos de DS me han enganchado como este, a ver si termina de salir el II en japon (que dicen que trae el idioma Ingles)

NK dijo...

Agh! Como mola el juego. Yo también lo he jugado y es una gozada.

Iba a comentarlo en el blog pero veo que te me has adelantado.

Salu2 Objection!!